Mochila de supervivencia para emergencias

¿Te imaginas pasar por una situación de inundación, un incendio o un terremoto?, y aunque nadie quiere imaginar ni por un segundo cómo sería tal hecho, vale enfatizar que estos acontecimientos no son ajenos a nuestra realidad y pueden suceder cualquier día, a cualquier hora y en cualquier lugar. Razón por la cual en este post presentamos una lista de los artículos que deberías incluir en una mochila de supervivencia.

Se comenta que un personaje ruso, queriendo hacer un negocio de esta medida de supervivencia, aconsejaba llevar una botella de vodka. Pero nos enfocaremos en un aspecto más elemental, pues, es propio decir que una mochila de emergencia no debe sobrepasar los 20 kilos de peso, inclusive, lo recomendado es cargar con un peso entre 12 y 15 kilos, de lo contrario, sería imposible para una persona cargar con el morral.

Cada uno de los miembros de una familia, hasta los más pequeños, deben tener en resguardo una serie de artículos para cualquier imprevisto o desastre natural, en especial aquellos países con una actividad sísmica activa. Esta mochila debe tener un peso y tamaño acorde a las condiciones y características físicas de las personas.

No todas las situaciones de desastre se dan en el medioambiente, también ocurren en lugares cerrados, dejando a las personas sin acceso a los servicios básicos ni a los alimentos. Es recomendable disponer de una caja de emergencia dentro de la casa, oficina u otro sitio. Esta caja debe contener alimentos y artículos que duren por lo menos tres días luego de una contingencia. Debe estar en un armario preferiblemente.

Caja de emergencia en lugares cerrados

-Cinco litros de agua potable por persona

-Alimentos enlatados y un abrelatas. Recuerda colocar en cada producto una etiqueta con la fecha de caducidad

-Botiquín de primeros auxilios

-Medicamentos

-Silbato

-Linterna y radio. Cada uno con baterías de repuesto

-Pastillas de cloro para desinfectar el agua

-Teléfono

-Agenda con direcciones y números telefónicos de emergencia

Mochila de emergencia en caso de sismos

Este equipamiento se divide en dos combos:

Artículos elementales:

-Gel antibacterial

-Papel higiénico

-Botiquín de primeros auxilios

-Comida enlatada

-Galletas

-Agua sin gas

-Chocolate en barra o barras energéticas

-Manta

-Pantuflas

-Dinero en monedas

-Bolsas plásticas

-Cuchillo de supervivencia

-Guantes

-Mascarilla

-Cinta adhesiva

Artículos de primera necesidad para las familias:

*Para los bebés:

-Leche en polvo o evaporada

-Medicamentos

-Pañales

-Ropa adicional

-Biberón

-Cubiertos para niños

*Para las mujeres:

-Toallas higiénicas

-Desodorante

-Peine

-Ropa interior

-Jabón neutro

*Para el adulto mayor:

-Medicamentos

-Pañales geriátricos

-Ropa cómoda

*Para usos múltiples:

-Dinero en efectivo

-Duplicado de las llaves, de la casa o del automóvil

-Copias del pasaporte, DNI y la licencia para conducir

-Jabón

-Pasta dental y cepillo de dientes

-Medias

-Ropa de abrigo

-Ollas

-Termos

-Cubiertos, vasos y platos desechables

-Papel transparente de envoltura

-Papel periódico

-Sombrilla

-Alcohol

-Bebidas energizantes

-Navajas

-Agua oxigenada

-Suero fisiológico

-Algodón

¿Cómo actuar ante una situación de emergencia?

En medio de cualquier situación de catástrofe es importante mantener la calma. Tomar las previsiones de los alimentos enlatados. Se recomienda dormir vestidos cómodamente y con calzado, de manera que sea más fácil y rápido levantarse por la noche si ocurre una emergencia.

Se debe evitar el uso de los ascensores, en su lugar se deben utilizar las escaleras. No tocar artículos eléctricos. En la medida que se pueda, deben alejarse de los edificios, de los postes o de aquellas estructuras que puedan caerse.

Tampoco se deben encender los cerillos en lugares cerrados porque podría haber una fuga de gas, una vez que estemos seguros que no hay problemas con el servicio de gas, podemos recurrir a encender los fósforos si se amerita.

Además de cargar un teléfono, es necesario tener una libreta con las direcciones y los números telefónicos importantes como los números de emergencia y los contactos de los familiares y amigos. En estos casos irregulares es mejor comunicarse vía mensaje de texto para no colapsar el sistema.

¿Cómo elegir una mochila de supervivencia?

La mochila, también conocida como backpack o bolsa de excursión, debe tener ciertas características, entre ellas, es que debe estar elaborada en un material fuerte y resistente sobre todo en las correas donde se soporta el mayor peso. Este material puede ser poliéster dada su durabilidad. Tanto las correas, los herrajes y las costuras deben ser acolchadas, ajustables y reforzadas para garantizar su calidad. La bolsa tiene que ser impermeable y tener capacidad de 60 a 65 litros.

El número de artículos a guardar varía según las necesidades de cada individuo, sin embargo, es aconsejable que la mochila disponga de varios compartimientos además del principal con correas en los laterales, arriba y abajo. Esto permitirá que la carpa y la bolsa de dormir queden bien aseguradas para transportarlas.

¿Cómo guardar los artículos en una mochila y optimizar el espacio?

Una opción versátil es adquirir unas cajas plásticas con tapa a presión del tamaño del fondo de la bolsa para guardar los elementos de primeros auxilios. En otra caja pueden colocarse los alimentos y las bebidas; ambas cajas pueden estar sujetadas con correas y evitar que se derramen los líquidos en el interior.

Los artículos de higiene y aseso personal pueden llevarse en unas cajas más pequeñas ubicadas en la parte superior. Las herramientas de pesca, que ocupan poco espacio, también pueden ir en cajas similares. En el caso de la ropa interior y de abrigo lo ideal es colocarla en bolsas de tela amarradas con un cordón. Si en sus utensilios hay una segueta, una sierra o cualquier otro instrumento con dentado es preferible guardarlas en una funda, en un forro de tela o en un tubo de PVC y luego colocarla en la mochila de supervivencia para que no dañe otros implementos.

La finalidad de esta idea es que todos los suministros se mantengan organizados dentro de la mochila para que, a la hora de necesitarlos, se accedan a ellos rápidamente. De esta forma, cada artículo estará en su debido lugar evitando así que se contaminen unos con otros.